Un estudio del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo analizó los 100 medios de noticias más importes de Brasil, Sudáfrica, Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos, y analizó el porcentaje de los principales editores y periodistas de color que tenían, el porcentaje de personas de color que viven en el país, y el porcentaje de usuarios de noticias en línea que utilizan al menos una fuente con un editor superior de raza ‘no blanca’.

De este estudio se desprendió que la mayoría de los editores de las marcas analizadas eran ‘blancos’, mientras que en esos países la proporción de personas ‘no blancas’ es mucho mayor. Esto tiene como resultado, una redacción que no va con la diversidad racial de esos países, es decir un segmento de la población está ‘sobre-representado’. Mientras que el otro está sub-representado. Además, según el informe solo el 18% de los 88 editores principales de los 100 medios cubiertos no eran ‘blancos’. 

Inclusive, lo anterior se hizo más evidente cuando el Instituto Reuters comparó directamente la población no ‘blanca’ de un país con el porcentaje de editores no ‘blancos’ de este. Los resultados fueron los siguientes:

  • Brasil, que tiene una población mayoritaria no ‘ blanca’ (52%), solo tiene un editor superior no ‘blanco’ (5%).
  • Estados Unidos tiene un 40% de población no ‘blanca’, pero de los 100 medios estudiados solo el 11% de sus editores no eran ‘blancos’.
  • En Sudáfrica el 91% los habitantes no son ‘blancos’, pero solo los representan el 68% de los editores, ya que el resto son ‘blancos’.
  • Alemania y El Reino Unido solo se encontraron (en los medios analizados) editores ‘blancos’, cuando en esos países más del 10% de las personas no lo son.

Es importante resaltar que los editores principales, según Niemanlab, dirigen la sala de redacción y determinan la dirección editorial, sobre qué historias obtienen la mayor cantidad de recursos y cómo se colocan en el periódico o en línea. También, deciden quién es contratado, despedido o ascendido. Es por esto la importancia de la diversidad de editores en los medios de comunicación de un país, ya que un solo segmento entre ellos no puede conocer la realidad de todos los demás. 

Lo grave de esto es que podría ser realidad en la mayoría de los medios más influyentes del mundo, es decir es que hay puntos de vista, realidades y otros aspectos de la población que los medios no están tomando en cuenta dentro de sus noticias. Dicho de otro modo, citando las palabras de Dorothy Byrne, la editora general de Channel Four, durante un seminario del Instituto Reuters en octubre de 2019, si una sala de redacción está dominada por personas con una mentalidad y antecedentes particulares, también las personas (literalmente) recibirán las noticias equivocadas. Por ejemplo, durante el Brexit en El Reino Unido, casi todas las salas de redacción estaban en Londres, esto hizo que los periodistas de allí se dejaran influenciar por su entorno que estaba a favor de permanecer en la Unión Europea. 

“Si su sala de redacción está dominada por personas con una mentalidad y antecedentes particulares, también literalmente recibirá las noticias equivocadas. Eso es lo que sucedió con Brexit. La mayoría de las salas de redacción fueron tomadas por sorpresa por el hecho de que hubo un voto estrecho a favor de que abandonemos la UE. ¿Por qué los periodistas no vieron eso venir? Bueno, en el Reino Unido, demasiadas de nuestras instituciones están en Londres, y eso incluye a las principales emisoras y periódicos. Londres era pro-Permanente, por lo que era fácil para los periodistas que vivían en Londres dejarse engañar por sus interacciones con las personas que los rodeaban”.

Dorothy Byrne, Editora general de Channel Four.

Imágenes: @wocintechchat, vía Unsplash (portada); Reuters (contenido).