Facebook e investigadores se han percatado de que desde 2014, los sectores políticos han estado creando grupos en redes sociales y los vinculan a portales web disfrazados de medios digitales nativos. Estos portales, explicó Axios, utilizan esa credibilidad que se han ganado los medios y el periodismo. A causa de esto, la empresa modificó sus políticas para que no puedan reclamar ‘la exención de noticias’.

La exención de noticias quiere decir que el contenido que es promocionado dentro de la plataforma sobre temas sociales, electorales o de política, no está etiquetado ‘como político’ dentro del archivo político de Facebook. Así que con estas nuevas reglas estos grupos ‘disfrazados’ serán tratados como una entidad política en vez de una mediática.

En definitiva, esos grupos ya no tendrán acceso a los mensajes de noticias en Messenger Business Plataform o a la API empresarial de Whatsapp. No obstante, estos grupos políticos aún podrán registrarse como una página de noticias y promocionarse con anuncios en Facebook.

Esta medida permitirá en cierto modo filtrar las operaciones de persuasión política dentro de las noticias reales. De este modo, brindar al menos más transparencia a los usuarios de Facebook.

Es importante recordar que algunos de estos esfuerzos persuasivos se realizan abiertamente y con el respaldo de grandes donantes, mientras que otros se realizan de forma secreta y fraudulenta.

Imagen: Glen Carrie, vía Unsplash.