Según el Laboratorio de periodismo, algunos medios estadounidenses, como la BBC, The Washington Post, The New York Times, The Economist,  han estado trabajando en un servicio que les lea a sus audiencias la noticia. De hecho, algunos ya lo están probando dentro de sus plataformas.

Si bien existen programas básicos que convierten los escritos en audio, la voz ‘no es humana’. Es por esto que dichos periódicos o se encuentran desarrollando una tecnología de lectura similar a esta o están formando a sus periodistas para leer las noticias generadas por ellos. De este modo, se pueda oír la noticia mientras se desarrolla otra actividad. 

Las apuestas de los medios va por distintos caminos:

 

    1. The New York Times compró Audm, una empresa dueña de una app de suscripción que le narra piezas periodísticas a sus clientes (palabra por palabra), incluso dramatizadas por narradores famosos de audiolibros. 
    2. Apple News+ comenzó a producir 20 historias de audio semanales y desarrollaron una interfaz de usuario para saber hasta qué punto una persona ha leído una nota. De este modo, la continúe (pero oyéndola) en la app.
    3. La BBC ha sido un poco diferente. Esto se debe a que la voz que lee sus noticias no proviene de un humano, aunque se oye como tal. La razón de esto es que cuando tengan que actualizar una noticia o cambiar algo, se evite tener que volver a grabar o reconstruir la pieza de audio.
    4. The Economist inició sus pasos en 2007, en dicho punto comenzaron a producir ediciones de audio de su revista semanal de ese entonces. Actualmente los presentadores de noticias ya grababan todas las historias de la revista.
    5. The Washington Post, junto a la BBC y Apple News+, presentó a mediados de 2020 otros modos para escuchar sus artículos escritos. Esto lo hicieron “con la esperanza” de que sus suscriptores, que generalmente están ocupados, puedan ‘consumir la noticia’ de otras maneras, así como mejorar sus niveles de audiencia.

 

No cabe duda de que los medios se han transformado y buscado formas de involucrarse más con su audiencia. La cual determina realmente la supervivencia de este. Tal es el caso de la revista danesa Zetland que estaba en una situación difícil, pero logró revertirla haciendo que sus noticias estuvieran en audio. 

 

“Realizamos una investigación y descubrimos que los usuarios quieren mantenerse informados pero están ocupados, por lo que aprecian la opción de ponerse al día con las últimas novedades mientras preparan la cena o hacen ejercicio”.

Emily Chow, directora de productos web en The Washington Post

Imagen: @soundtrap, vía Unsplash.