Los empleados del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS), recibieron ‘notas’ con una petición especial: evitar la prensa. Dichos requerimientos, según informa Motherboard, advierten que los reporteros podrían hacerse pasar por clientes comunes con el fin de conseguir alguna información específica de la empresa. Sumado a esto, las misivas incluyen algunos consejos para identificar cuándo el empleado está respondiendo preguntas a un cliente o para algún miembro de la prensa.

Este hecho ocurre luego de que el director general de Correos, Louis DeJoy realizó algunos cambios con el objetivo de reducir costos. Estos, de acuerdo al The New York Times, incluyeron la reducción de horas extras y la limitación de viajes, lo que causó demoras en el servicio. Dicha acción desató algunos rumores que desencadenaron en acusaciones hacia DeJoy sobre tener un compromiso con el USPS para sabotear las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Por otro lado, las misivas también contienen consejos para evitar realizar ‘comentarios oficiales’ en medios como los periódicos, radio, televisión y redes sociales (como Twitter y Facebook). Aunque es común que las organizaciones públicas y privadas le digan a sus empleados que no están autorizados para hablar con la prensa, el USPS los invita a remitir a los periodistas a través de los canales oficiales para “proteger su marca”. Asimismo, según Motherboard esta organización posee un sindicato de 630.000 personas, lo que le suma cierta dificultad a la tarea que sugiere la empresa estatal.

“Es imperativo que una persona hable en nombre del Servicio Postal para entregar un mensaje apropiado, preciso y coherente a los medios de comunicación”.

Louis DeJoy

Imagen: Jonathan Simcoe / Unsplash.