La periodista musulmana Dilhad D Ali, escribió en medio digital NiemanReports sobre la importancia que se le debe dar a las emociones en el ejercicio del periodismo. Es decir, que estas deben tenerse en cuenta dentro no solo al momento de redactar artículos, también cuando el periodista se le asigne cubrir un evento. Eso se debe, explicó la periodista, a que las emociones del profesional pueden afectar, dependiendo del contexto, positiva o negativamente la redacción de una noticia o cobertura de un hecho en particular.

En el marco del movimiento Black Lives Matter (BLM), los reporteros comentaban sobre el racismo que han tenido que enfrentar dentro sus trabajos. Además, a varios de ellos se les han negado oportunidades dentro de la editorial, les han asignado cubrir historias que les eran desagradables o que tenían un impacto negativo en sus emociones debido a la naturaleza del hecho. Esta realidad genera no solo estrés al que redacta la noticia, sino que afecta el proceso de redacción debido a que el periodista es un ser humano.

 

Por eso  las salas de redacción deben abrirse a considerar el bienestar emocional y mental de los periodistas que cubren las historias. Es decir que los editores consulten con sus colaboradores si pueden cubrir una determinada historia, porque esta interacción, explicó D Ali, arrojará resultados positivos, que creen redacciones empáticas, honestas, contadas de una mejor manera y que protejan ese lado humano de sus autores.

“La relación de una sala de redacción con las comunidades desatendidas puede verse perjudicada por todo tipo de acciones editoriales y comerciales: interacciones mal manejadas entre reporteros y fuentes, selección de historias que toma una visión unidimensional de algunas comunidades, reducción continua en la sala de redacción, diversidad en puestos de nivel de entrada pero no en la cabecera. Esos problemas pueden persistir incluso con una presión por la diversidad. Pero pueden ser abordados por una sala de redacción que abrace la empatía”.

Dilhad D Ali

Imagen: geralt / Pixabay.