facebook icfj

Facebook lanzó programa periodístico para el talento juvenil brasileño

Facebook Journalism Project se alió con International Center for Journalists (ICFJ) para lanzar un proyecto de periodismo juvenil en todo Brasil, se espera que el programa influya en la mejora  en sus habilidades y conocimientos durante el desarrollo de la iniciativa.

El proyecto tendrá una duración de ocho semanas en las que se proporcionará una formación periodística, como también una asesoría especial a los dirigentes sobre cómo captar la nueva generación de talentos. Además, la seguridad de los periodistas, cobertura de elecciones, periodismo visual y de datos, narración digital, como también diversidad y transformación digital serán los temas que abordarán los participantes.

Con esto, Facebook Journalism Project muestra su interés por invertir en el crecimiento y fortalecimiento de la comunicación social y la evolución del periodismo a través de las diversas iniciativas que desarrolla. La iniciativa también busca incentivar a la población estudiantil a reconocer la importancia de la calidad del servicio informativo.

Parte de la misión de Facebook Journalism Project es fomentar la búsqueda de bases sólidas que garanticen el futuro del periodismo y la calidad de información que se ofrece a la sociedad. Cubrir con la demanda de una comunidad que necesita conocer los hechos reales que acontecen a su alrededor, a través de las múltiples herramientas comunicativas a las cuales se acceden fácilmente hoy día.

Imagen: Mohamed Hassan / Pixabay.


SIP

Concurso de Excelencia Periodística 2021 es convocado por la SIP

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), hizo un llamado a profesionales de medios de comunicación internacionales para participar en el concurso anual que convoca la entidad gremial. Leonor Mulero, presidenta de la SIP, señala que la finalidad del concurso es fomentar la calidad del material periodístico y fortalecer los valores del profesionalismo de los periodistas en todas las áreas.

¿Qué será reconocido dentro del concurso?

Allí, serán reconocidos aquellos artículos y publicaciones informativas realizadas tanto en revistas, como artículos por internet, redes sociales, radio, diarios y semanarios dentro del período de 2020.

Jurado presente

Miembros de la comisión de premios de la SIP seleccionará al ganador de cada categoría. El premio serían dos mil dólares por cada una.

El Gran Premio a la Libertad de Prensa

Este será otorgado al individuo o grupo organizado que haya cumplido con los logros periodísticos que corresponden en todos los medios informativos en el año transcurrido.

Existen 14 categorías que serán evaluadas en el concurso y cada una de ellas contarán con patrocinio internacional:

  • Caricatura.
  • Cobertura de noticias por internet.
  • Cobertura noticiosa.
  • Cobertura de noticia en móviles.
  • Crónica.
  • Derechos humanos y servicio a la comunidad.
  • Fotografía.
  • Infografía.
  • Opinión.
  • Periodismo de datos.
  • Periodismo en profundidad.
  • Periodismo sobre el medio ambiente.
  • Periodismo sobre salud.
  • Periodismo universitario.

¿Solo entidades periodísticas reconocidas pueden ingresar en el concurso?

Cualquier persona o empresa que cumpla con los requisitos establecidos y luego de haber leído el reglamento, puede registrar su trabajo concursante en la página web oficial. Tanto medios de comunicación grandes como pequeños, pueden participan postulando sus trabajos.

"En esta edición, hemos mejorado notablemente el formulario de inscripción a fin de hacer más fácil la participación y evitar los errores más frecuentes por parte de los postulantes".

Leonor Mulero-Presidenta de la Comisión de Premios (SIP).

Imagen: Engin_Akyurt / Pixabay.


CNET en Español llega a su fin: adiós al portal de noticias de tecnología.

CNET en español informó el cierre de sus salas de redacción. El fundador y director editorial, Gabriel Sama, a través de la plataforma oficial de la empresa, expresa su gratitud a todo el equipo y se despide con una cálido recuento de las experiencias vividas y el desarrollo del portal desde su inicio, el 19 de septiembre de 2013.

La marca CNET ha sido un referente en la generación de noticias de tecnología y análisis de productos. Durante siete años ofrecieron al público la mayor calidad de información geek por medio de reseñas, reportajes, galerías y videos, entre otros, cumpliendo un papel importante dentro de los medios de comunicación en español.

La razón del cese de las actividades informáticas nunca fue aclarado por ningún miembro del equipo laboral dentro de la página web oficial. Sin embargo, The Wall Street Journal confimó el hecho de que la empresa principal CNET de Viacom CBS Inc fue vendida por 500 millones de dólares a Ric Elías, cofundador de Red Ventures, el 30 de octubre de 2020. Este movimiento pudo haber contribuido al destino de CNET.

El 11 de de noviembre de 2020, el director editorial, Gabriel Sama, realizó una última publicación expresando gratitud y una cálida despedida por parte de todo el equipo de redacción y el conjunto de trabajadores de la empresa.

"Si bien se cierra este ciclo profesional y editorial para nosotros, esperamos que muy pronto nos podamos volver a encontrar. Será un placer volver a compartir con todos ustedes de todos los temas que nos apasionan. ¡Gracias por leernos, seguirnos, vernos, criticarnos, festejarnos y exigirnos estos siete años! Hasta la próxima".

Gabriel Sama, fundador y director editorial de CNET en español.

Imagen: Tim Mossholder / Unsplash.


The Gannett

Gannett le fue bien en su apuesta por las suscripciones digitales.

El impacto provocado por la pandemia del covid-19 y el cierre de la economía generó una disminución significativa de los ingresos de una de las editoriales más grande de periódicos de Estados Unidos, Gannett Co. Ello llevó al propietario a apostar por las suscripciones digitales (pagadas) para incrementar los ingresos.

En la actualidad, la compañía propietaria de más de 260 publicaciones diarias, cuenta con más de 1 millón de suscriptores, un 31% más que hace un año, según su informe de ganancias del tercer trimestre. Para dicho periodo, Gannett informó una pérdida neta de 31,3 millones de dólares. Por su parte, el EBITDA ajustado (Ganancias antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización) fue de 88 millones de dólares, frente a los 78 millones de dólares del segundo trimestre. Estos resultados son particularmente alentadores dado a la actual situación.

Para compensar la caída en los ingresos como consecuencia del coronavirus, además de optar por las suscripciones digitales pagas, Gannett ha realizado varias reducciones temporales, como recortar puestos de trabajo y pagos, suspender el dividendo y recortar los gastos de capital. Por otro lado, ha dado a conocer que no descarta las reducciones permanentes. Por consiguiente, y a pesar de las dificultades, Gannett asegura que está bien posicionado para continuar pagando un préstamo de 1.800 millones de Apollo Global Management a cinco años, el cual ayudó a financiar la transacción entre la empresa matriz de GateHouse Media, New Media, y el ‘viejo’ Gannett.

"A medida que continuamos enfocándonos en la transición a un modelo de negocios basado en suscripción, esperamos aprovechar este importante hito para acelerar el crecimiento en 2021 y más allá".

Michael Reed, presidente y director ejecutivo de The Gannett.

Imagen: Isaac Smith / Unsplash.

Fuente: Usatoday.


The Washington Post: El fin de las cookies de terceros no será un problema.

El periódico digital de Jeff Bezos ha introducido un producto de orientación de anuncios contextuales denominado ‘Project Signal’ que busca colocar en primer plano la combinación de las necesidades del anunciante y del lector. Esto se logra a través de la vinculación de Zeus Insihgts (Su actual esquema de publicidad contextual) y los datos generados por su audiencia a través de las cookies.

A principios de año, se conoció que para 2022 las cookies de terceros serían eliminadas de los navegadores web, como consecuencia, The Washington Post estuvo desarrollando una nueva herramienta llamada ‘Signal’. Ella propone usar internamente, y de forma privada, los datos de sus usuarios para vender espacios publicitarios a sus anunciantes. Estos irán al target que ellos desean y sin comprometer al usuario (porque, como mencionamos, los datos no salen del medio). Dicha herramienta funciona mediante el monitoreo de un sinfín de pistas de datos de consumo, como antecedentes demográficos y temas leídos con mayor frecuencia, extrayendo información confiable y de alta calidad, con el fin garantizar una entrega de anuncios más precisa, ajustada a las necesidades del consumidor.

Dicha acción beneficia el esquema publicitario contextual del diario, haciéndolo más atractivo ante el final de la segmentación, mediante cookies de terceros. En este orden de ideas, con la herramienta ‘Signal’, se busca impulsar a más editores a unirse a Zeus Insights e integrarse con su plataforma de tecnología Arc. Por lo que se dice, que para llamar la atención de las empresas de contenido externas, la herramienta puede ampliar las capacidades de los editores para competir con la escala y la orientación de grandes plataformas como Facebook y Google.

"Al comprender los comportamientos de consumo, los editores pueden generar oportunidades más valiosas para que los especialistas en marketing comprendan mejor, no solo el contexto en el que se encuentra un lector, sino cómo ese tipo de lector elige ver, leer y navegar por el contenido en toda la web".

Jarrod Dicker, vicepresidente de innovación y estrategia comercial de The Washington Post

Imagen: Tim Mossholder / Unsplash.

Fuente: Laboratorio de Periodismo.


Persecución a periodistas

Difundir 'noticias falsas' en filipinas podría llevarte a la cárcel o matarte

Un artículo redactado en la organización 'Rest of World' explicó la maniobras del gobierno filipino hacia aquellas personas de diferente índole, especialmente periodistas y entidades informativas, que difunden contenido contrario a sus intereses. Allí, explicaron la forma de cómo el gobierno utiliza medios de comunicación parcializados y redes sociales sobre todo, para hacer su discurso político y acusar a dichas figuras como comunistas, terroristas o de estar relacionadas con el narcotráfico.

Desde que el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte llegó al poder en 2016, impulsó una campaña de persecución hacia 'narcotraficantes violentos, comunistas y terroristas' que ha llevado a la policía a asesinar 5.500 personas presuntamente relacionadas con las drogas. Sin embargo, grupos defensores de los derechos humanos estimaron que esa cifra alcanzó los 27.000 debido a que los organismos de seguridad aprovecharon dicha coyuntura para 'ajustar cuentas' con impunidad.

Entre los afectados, existen varios periodistas y defensores de los derechos humanos que intentaron desmentir o señalar al gobierno de Duterte, los cuales fueron difamados en la esfera pública como narcotraficantes, golpistas, comunistas o terroristas. Para difamarlos y detenerlos, los rostros de estas personas comenzaban a aparecer en volantes y carteles. Luego, empezaban a surgir mentiras sobre ellos en medios del gobierno y en las redes sociales (por medio de cuentas falsas). Y finalmente empezaban a recibir amenazas por distintas vías, como los mensajes de texto. Todo esto desembocaba en dos escenarios, ir a la cárcel 'por algún cargo tenue' o la muerte (por medio de torturas o a sangre fría). A veces, algunos de ellos acostumbraban a llevar artículos de tocador, como jabones, para estar cómodos en las primeras noches en prisión. Sin embargo, no todos eran así de afortunados.

El gobierno filipino posee listas de personas disidentes, algo conocido en esa bación como 'etiquetas rojas'. Allí estaba Zara Álvarez, una de los fallecidos en esta persecución. Ella fue una activista de los derechos humanos que, a pesar de las amenazas, trabajó en nombre de las comunidades de Negros Island. Sin embargo, en las redes sociales se le tachaba de ser una simpatizante comunista y terrorista. Es decir, una 'peligrosa' enemiga del estado.

"Comenzó con el etiquetado de personas como delincuentes por drogas. … Y luego fue tras los críticos, etiquetándolos con etiquetas como terroristas o simpatizantes comunistas... El clima de miedo tenía que ser impulsado por algo. Tenía que haber hombres del saco para impulsar esa narrativa. Desafortunadamente, nos necesitaban. Necesitaban a los periodistas, necesitaban a la oposición, para pintar un cuadro de una atmósfera peligrosa: para justificar la violencia ”. 

Arugay, Palabay de la coalición de derechos humanos Karapatan.

Imagen: jp26jp / Pixabay


regulación del teletrabajo en el periodismo

FIP: así debe ser regulado el teletrabajo en el periodismo

El teletrabajo en el mundo está recibiendo apoyo de los gobiernos para la implementación de regulaciones que amparen los derechos de cada persona que trabaja legalmente desde su casa, y el periodismo es una de las profesiones que recibe dicho apoyo. Cabe destacar que, desde el inicio de la pandemia del covid-19 muchas empresas a nivel global se vieron forzadas a cerrar sus puertas por bioseguridad, y reinventar su forma de operar bajo la nueva modalidad de trabajo a distancia.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) hizo pública una guía dirigida a los sindicatos del mundo, con el propósito de garantizar los derechos de los periodistas en el teletrabajo. La premisa que acompaña a esta guía es que "el teletrabajo debe estar regulado para que los sindicatos puedan asegurar su implementación de una manera justa y segura".

A pesar de la cantidad de beneficios que obtuvieron muchos periodistas al tener que ahorrarse el traslado a la oficina evitando estrés, ansiedad y tráfico, así como también se logró la reducción de la huella ecológica al disminuir el tránsito de vehículos. Como lo explica el Diario.es, los periodistas también se enfrentaron o se enfrentan a la necesidad de una regulación legal que les indique a qué atenerse o bajo qué condiciones deben afrontar su ejercicio laboral.

Guía de la FIP para sindicatos: cómo garantizar los derechos de los periodistas cuando teletrabajan

  1. Desarrollar marcos legales nacionales: el desarrollo de marcos legales, en cada nación, debe definir qué es y qué no es teletrabajo, de acuerdo con lo dispuesto por la Organización Internacional del Trabajo.
  2. Fortalecer los convenios colectivos: los convenios colectivos deben garantizar que la legislación sobre el teletrabajo se aplica por igual a todos, ya sean empleados o autónomos.
  3. Exigir un buen equipo de trabajo: para exigirle al periodista teletrabajar con la menor de las dificultades en la nueva modalidad, éste debe recibir formación en nuevas tecnologías y disponer de un equipo de trabajo con acceso a Internet en las condiciones esenciales para una transición exitosa.
  4. Respetar el derecho a desconectar: se debe respetar el derecho de cada empleado en cuanto a separar su vida privada del horario laboral para garantizar un teletrabajo saludable y no intrusivo.
  5. Mantener la igualdad de derechos: la discriminación entre empleados que teletrabajan y los que no, debe evitarse. Los salarios, horas trabajadas, posibilidad de ascensos y la estabilidad laboral deben mantenerse iguales.
  6. Garantizar la seguridad en el hogar: los empleadores deben evaluar las condiciones de salud y seguridad bajo las cuales los periodistas operan mientras teletrabajan, incluyendo la ciberseguridad.
  7. Controlar y sancionar: la legislación debe vigilar y multar a los empleadores que no cumplan con la ley y los convenios colectivos.
  8. Proteger los datos: los medios de comunicación deben garantizar la seguridad de los sistemas de ciberseguridad, incluso cuando los periodistas trabajan a distancia.
  9. Respetar los descansos del trabajador: el derecho a breves descansos durante la jornada laborar debe ser garantizado.
  10. Proporcionar una hoja de ruta para reabrir las salas de redacción física: las salas de redacción son esenciales en el periodismo y los empleadores de los medios de comunicación deben elaborar un plan para reabrirlas cuando la situación sanitaria lo permita.

Imagen: Thought Catalog / Unsplash.


La innovación debe ser transversal en la empresa periodística

Una cantidad considerable de medios de comunicación han optado por la vía de la innovación desde que el modelo periodístico entró en crisis en 2010. Para ello, dichas entidades comenzaron a crear sus propios laboratorios de innovación con el fin de adaptarse al mercado, diferenciarse de este, conectarse con sus clientes y fidelizarlos. Esto lo hicieron a través de mejoras de carácter tecnológico, editorial o comercial. No obstante, tras una década de haberse convertido en tendencia, si bien es cierto que han generado productos y formatos de vanguardia, señala José García, docente del Master de Innovación en Periodismo de la Universidad de Elche, España, es difícil determinar el beneficio real que suponen dichos laboratorios para el resto de la empresa periodística. A raíz de ello, algunos directivos coinciden en que dicho modelo se ha quedado obsoleto, porque la innovación debe ser parte de todo el medio para que los recursos asignados a estos laboratorios de innovación se compartan entre los distintos equipos de redacción.

La decadencia de este modelo se hizo evidente cuando varios medios comenzaron a cerrar sus labs, incluso a pocos años de haberlos creado. Por ejemplo, el Boston Globe cerró su laboratorio en 2013, el Wapo Lab del Washington Post lo hizo en 2014, el Research and Innovation Lab del periódico The New York Times dejó de operar en 2016, también el laboratorio del periódico suizo Neue Zürcher Zeitung cesó operaciones en 2017, así como otros más que siguieron este patrón. Sin embargo, para que el modelo funcione algunos profesionales sugieren que la transferencia del conocimiento de los laboratorios a los demás departamentos es vital y, al mismo tiempo, todos deben tener claro qué, cómo y para qué se innova. Ya que dichas condiciones fomentarán un cambio de cultura en las redacciones, transformarán la forma de trabajar y, en definitiva, contribuyen con la mejora de toda la empresa informativa.

Por otro lado, se ha hecho frecuente que los medios opten por herramientas de terceros para realizar algunas innovaciones. Pero esto convierte dichas adiciones en cúpulas aisladas de la redacción, por lo que no aportan mucho al desarrollo del capital humano de estas industrias. Entonces, las mejoras y descubrimientos no deben ser trabajos aislados, más bien tienen que involucrar a todos los profesionales de los medios de comunicación y estar integrados en la cultura de toda la organización.

"Lo que hace falta es crear una cultura innovadora dentro de las empresas donde haya espacio para explorar, donde se pueda fallar rápido y barato, y aprender para poder adelantarte a tus competidores. Esos entornos no entienden de estructuras empresariales jerárquicas o que no toleren el fracaso".

Alejandro Laso, director de innovación en El Confidencial

Imagen: MEDIA PROFILE / Unsplash.

 


el auge del podcast

El podcast ha cobrado una popularidad que continúa en aumento

El Podcast se ha posicionado como la nueva estrategia de blog audible, algo que existe desde hace muchos años, pero que es ahora cuando cobra popularidad y continúa en aumento. 

El recorrido a la popularidad del podcast, como lo explica El País, pasó por cuatro fases que comienzan en el 2001 con la llegada del iPod de Apple, pero es a partir del 2004 que adquiere el nombre de podcasting. El periodista Ben Hammersley bautizó así esta práctica por la unión de la palabra iPod y “broadcasting” (radiodifusión). Más adelante, en el 2012, Apple creó una aplicación móvil de podcast que preinstaló en sus siguientes dispositivos iPhone lanzados, por lo que los usuarios dejaron de utilizar la tienda digital de la empresa, iTunes, para conseguir audios y la forma de escuchar podcast se hizo más sencilla.

Luego, un canal de radio en Chicago siguió los pasos del estilo de contenido en los podcast con un programa llamado ‘Serial’, sobre investigación periodística, protagonizado por Sarah Koenig.

Ahora nos encontraríamos en la cuarta fase de la carrera del podcast, pues ésta comenzó a tener auge mundial, a partir de 2019, con la aparición de las plataformas de Spotify, Parcast, Deezer y más; aplicaciones con planes de suscripción, que incluso, abrieron un nuevo mundo de posibilidades para los creadores de contenido.

El podcast actualmente se une al nuevo canon de cultura digital que cada día goza de innovación gracias a los creadores de contenido. En esa cultura también están incluidos los YouTubers, los contenidos de TikTok, canales de Twitch, memes en las redes sociales Historias, y Reels de Instagram, entre otros.

Imagen: Will Francis / Unsplash.


Tips para periodistas

Alan Rusbridger da 10 sugerencias para gestionar el cambio de una redacción

Alan Rusbrigger, un editor del periódico The Guardian, explicó en un artículo de Press Gazzett 10 sugerencias relevantes para gestionar el cambio en una redacción. De ahí, destacó la importancia de que estas se adapten continuamente a los cambios, sobre todo en momentos críticos como este, en los cuales los periódicos están cambiando de un modelo de comunicación impresa a una digital.

10 consejos de Rusbridger para gestionar el cambio de una redacción

  1. Las decisiones no deben recaer en una persona. En determinados momentos de crisis, en los que se deben tomar decisiones importantes, las decisiones deben ser tomadas entre todos. Esto se debe a que en los momentos duros existen una gran cantidad de variables que no se pueden controlar, por lo que si una persona asume el rol de líder, si bien podría tomar una decisión aparentemente racional, la experiencia de Rusbridger señala que generalmente hay que revertirla.
    "Así que decirle “confía en mí” a un grupo de personas que están capacitadas profesionalmente para ser escépticas era un plan inútil”.
  2. El camino debe recorrerse entre todos. El periodista de The Guardian, narrando su experiencia, señala que al exponer al grupo de periodistas a desarrollar una idea que él y su equipo habían pensado, la mayoría de las veces daban con la misma solución (a pesar de que él ya la había considerado correcta). Esto lograba despejar los desacuerdos en la toma decisiones, ya que la lógica que los condujo a ella era difícil de refutar; aún si alguno de ellos no estaba de acuerdo con ella.
    "Cuando este proceso funcionó, los escépticos (quienes, a veces, se demostró que tenían razón) ya no se sentían abofeteados por instrucciones aparentemente aleatorias e irracionales impuestas desde arriba”.
  3. Reconocer y sincerarse respecto a la incertidumbre. Existen una gran cantidad de variables que no se pueden manejar, por lo que a veces, por muy lógica que parezcan las decisiones, así hayan sido tomadas entre todos, puede que no resulten
  4. Contratar personal optimista. Rusbridger y Marty Baron, editor ejecutivo del Washington Post, sostienen que el optimismo es algo valioso dentro de las salas de redacción. Esto se debe a que, para superar los tiempos difíciles, una actitud positiva en la que descansa la premisa de que 'todo es posible' hace la diferencia.
    "Ya es bastante difícil superar esta revolución. Tienes que trabajar con personas que se levantan de la cama creyendo que es posible… y divertido”.
  5. Replantearse lo que hacen. A medida de que cambia la situación, es importante preguntarse cuál es el foco de lo que están haciendo. Y recordar el camino recorrido, teniendo en cuenta qué hicieron mejor y por qué siguen dónde están.
    "pero cuanto más cambiaban las cosas, era esencial seguir recordándonos qué era lo que mejor hacíamos o por qué estábamos aquí".
  6. Apoyar la imagen positiva que tienen los lectores del medio. A pesar de que las investigaciones generan muchos gastos, en el periódico The Guardian descubrieron que el apoyo de los lectores crecía a medida que desvelaban temas delicados. Por ejemplo, vertidos tóxicos, torturas, evasión de impuestos, piratería telefónica, seguridad alimentaria, tráfico de armas, crímenes de guerra, vigilancia estatal, entre otros crímenes.
  7. La comunicación debe ser permanente. A pesar de que las reuniones pueden ser largas y en horarios incómodos, como el nocturno, es mejor aprovecharlas para decir todo lo que se tenga que decir en vez de callarlo. Incluso, si estas o lo que se dice crea descontento en algunos.
    "A veces, había cierto grado de ira, negación o simplemente tristeza en la habitación. Pero parecía mejor dejarlo salir todo en lugar de que permaneciera ahí tácitamente”.
  8. La comunicación se da en dos sentidos. Es un proceso bidireccional y no unidireccional.
  9. Critica y aprenda de las tecnológicas. Si bien es verdad que las empresas tecnológicas dejan mucho que decir (en cuanto a su conducta), se debe aprender de ellas y aprovecharlas. Por ejemplo, ¿Por qué más de 2.000 millones de personas están en Facebook? La respuesta es simple, algo están haciendo bien.
  10. No te confíes, ni desconfíes demás. Debes reflexionar sobre cómo los medios y las comunicaciones están generando confianza mutua. Casi siempre se basa en una comunicación bidireccional con sus pares y mostrar evidencia que la sustente.
    "Reflexione sobre cómo el mundo horizontal de las comunicaciones entre pares está generando técnicas de confianza. La mayoría de las veces se trata de una comunicación bidireccional, así como de mostrar evidencia"

Imagen: Markus Winkler / Unsplash.