El teletrabajo en el mundo está recibiendo apoyo de los gobiernos para la implementación de regulaciones que amparen los derechos de cada persona que trabaja legalmente desde su casa, y el periodismo es una de las profesiones que recibe dicho apoyo. Cabe destacar que, desde el inicio de la pandemia del covid-19 muchas empresas a nivel global se vieron forzadas a cerrar sus puertas por bioseguridad, y reinventar su forma de operar bajo la nueva modalidad de trabajo a distancia.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) hizo pública una guía dirigida a los sindicatos del mundo, con el propósito de garantizar los derechos de los periodistas en el teletrabajo. La premisa que acompaña a esta guía es que “el teletrabajo debe estar regulado para que los sindicatos puedan asegurar su implementación de una manera justa y segura”.

A pesar de la cantidad de beneficios que obtuvieron muchos periodistas al tener que ahorrarse el traslado a la oficina evitando estrés, ansiedad y tráfico, así como también se logró la reducción de la huella ecológica al disminuir el tránsito de vehículos. Como lo explica el Diario.es, los periodistas también se enfrentaron o se enfrentan a la necesidad de una regulación legal que les indique a qué atenerse o bajo qué condiciones deben afrontar su ejercicio laboral.

Guía de la FIP para sindicatos: cómo garantizar los derechos de los periodistas cuando teletrabajan

  1. Desarrollar marcos legales nacionales: el desarrollo de marcos legales, en cada nación, debe definir qué es y qué no es teletrabajo, de acuerdo con lo dispuesto por la Organización Internacional del Trabajo.
  2. Fortalecer los convenios colectivos: los convenios colectivos deben garantizar que la legislación sobre el teletrabajo se aplica por igual a todos, ya sean empleados o autónomos.
  3. Exigir un buen equipo de trabajo: para exigirle al periodista teletrabajar con la menor de las dificultades en la nueva modalidad, éste debe recibir formación en nuevas tecnologías y disponer de un equipo de trabajo con acceso a Internet en las condiciones esenciales para una transición exitosa.
  4. Respetar el derecho a desconectar: se debe respetar el derecho de cada empleado en cuanto a separar su vida privada del horario laboral para garantizar un teletrabajo saludable y no intrusivo.
  5. Mantener la igualdad de derechos: la discriminación entre empleados que teletrabajan y los que no, debe evitarse. Los salarios, horas trabajadas, posibilidad de ascensos y la estabilidad laboral deben mantenerse iguales.
  6. Garantizar la seguridad en el hogar: los empleadores deben evaluar las condiciones de salud y seguridad bajo las cuales los periodistas operan mientras teletrabajan, incluyendo la ciberseguridad.
  7. Controlar y sancionar: la legislación debe vigilar y multar a los empleadores que no cumplan con la ley y los convenios colectivos.
  8. Proteger los datos: los medios de comunicación deben garantizar la seguridad de los sistemas de ciberseguridad, incluso cuando los periodistas trabajan a distancia.
  9. Respetar los descansos del trabajador: el derecho a breves descansos durante la jornada laborar debe ser garantizado.
  10. Proporcionar una hoja de ruta para reabrir las salas de redacción física: las salas de redacción son esenciales en el periodismo y los empleadores de los medios de comunicación deben elaborar un plan para reabrirlas cuando la situación sanitaria lo permita.

Imagen: Thought Catalog / Unsplash.